web analytics

“Nos vemos en la cima»

Comparte la noticia

“Un pequeño paso que des, camino a tus sueños, puede impactar positivamente el entorno que te rodea” (K.M)

ROMPE TUS LÍMITES.

En más de una ocasión, me he secado alguna lágrima, al escuchar el testimonio y conferencias  de Nick James Vujicic.

Es una de esas personas que tiene la virtud de desafiarte y retarte, incluso sin decírtelo. Sus oratorias están cargadas de sabiduría de Dios, pero también de inspiración y motivación a ir tras esos anhelos que cada uno guarda en su corazón. Su simple presencia, ya es un motivo de inspiración.

Una de las primeras veces que entré en contacto con el trabajo de este gran hombre, fue en el cortometraje de EL CIRCO DE LAS MARIPOSAS, donde él es protagonista, que por cierto, os recomiendo que podáis ver.

Empecé desde entonces, a seguir sus conferencias, y averiguar quién era este personaje tan inspirador. Me encontré con la historia de un niño australiano, cuyos padres eran de origen Serbio. Este niño nació afectado por el síndrome de tetra Amelia, en el cual, él bebé nace con carencia de sus cuatro extremidades.

En la escuela, sufrió el acoso y la burla de sus compañeros. Llego a padecer episodios de depresión durante su infancia, y a los 8 años aproximadamente, pensó en suicidarse, a los 10 años, lo intento, tratando de ahogarse en la bañera; pero Nick había nacido con un propósito (como tú y yo) por tanto, Dios no permitió que lo hiciera, le recordó que sus padres lo amaban incondicionalmente, y desistió de hacerlo. Incansables veces pidió a Dios que hiciera crecer sus piernas y sus brazos; pero un día pensó: “soy único en mi clase con estos retos, y mis diferencias pueden ser inspiradoras para otras personas”. Hizo un Click en su forma de percibirse, y se dio cuenta que ¡sus límites no estaban en sus extremidades, si no, en su mente! Nick James, pasó de quejarse, lamentarse y sentirse víctima de sus circunstancias; a darse cuenta que dentro de él, vivía un ser humano maravilloso y capaz de inspirar a otros, aun con sus carencias físicas. ¡Rompió sus límites! Encontró su propósito de vida.

¿Cuál es Click que necesitas hacer tu?, ¿Que está impidiendo tu crecimiento?…

HERRAMIENTAS EFECTIVAS PARA TU CRECIMIENTO.

DETERMINACION.

En 1951, Edmund Percival Hillary, se dispone a escalar el Everest con una expedición bien equipada; pero las condiciones climáticas no eran las mejores, todo parecía estar en contra, y efectivamente fracasó la misión. Sin embargo, para su pueblo se había convertido en un héroe, y los medios de comunicación querían entrevistarle, por su intrepidez y tenacidad ante este enorme desafío.

Todos emocionados y aplaudiendo la presencia de Hillary, que se acercaba sonriente a esa importante celebración; de repente se quedaron asombrados de ver como una fotografía presentada en el salón, robó de insufacto la atención de este valiente alpinista. Se aproximó decididamente a la pantalla donde se mostraba el imponente Monte Everest, y ajeno totalmente a la perplejidad de los asistentes, señaló la fotografía del Everest lleno de coraje y determinación, diciendo; “esta vez tu ganaste, acepto mi derrota; pero sabes, tu no vas a crecer ni un centímetro más, te vas a quedar donde estás; pero yo, yo si creceré cada día, y mi enfoque será prepararme cada momento para desafiarte, y la próxima vez, yo seré el ganador”.

En 1953, Hillary se dispuso a escalar de nuevo el Everest, y por primera vez en la historia, un ser humano estaba en la Cima del mundo. Se determinó, aprendió del fracaso,  y se preparó a lograr su sueño. Escalar el Everest.

Os imagináis, que hubiera pasado si Hillary se hubiese quedado lamentando el fracaso de dos años atrás; si a la primera se hubiera dado por vencido, si hubiera pensado que no servía para eso, o peor aún, si renunciaba a su sueño. Es probable que otros se hubiesen atrevido a escalar el monte, y hoy estaríamos hablando de esas grandes hazañas; pero Hillary, no hubiese sido el protagonista de la historia. Otro hubiera disfrutado el sabor de su sueño.

¿Te determinas a luchar por tus sueños, o prefieres trabajar para los sueños de otros? ¿Te has dado ya por vencido/a con la primera derrota? Recuerda que los fracasos, son también un ingrediente principal del éxito; sin fracasos, no hay logros.

La primera vez que intente hacer una tortilla de patatas, se me partió en diez pedazos, pero después de varios intentos, ¡me sale una tortilla exquisita!, por tanto, esos “fracasos culinarios”, en realidad los convertí en aprendizaje, práctica, ensayo – error, es así como se aprende, y logramos conquistar nuestros sueños. ¡Adelante!

PROACTIVIDAD.

“Quien tiene algo porque vivir, es capaz de soportar cualquier como”. Friedrich Nietzsche.

Viktor Frankl, es un hombre que pasó cerca de tres años en el campo de concentración de los Nazis; vio como mataban a su gente, sufrió torturas y todo el dolor que podemos imaginarnos; cualquiera en su situación, muy probablemente hubiera desistido por vivir; pero el eligió sobreponerse a sus circunstancias, y llego a la conclusión de que sus verdugos podían quitarle todo, torturar su cuerpo; pero su voluntad ultima, nadie podía arrebatársela, él era el único que decidía como sentirse pese a cualquier circunstancia.

Sin duda una lección de vida invaluable. Nadie puede evitar el sufrimiento; nos enfrentamos a pérdidas de seres queridos, pasamos por situaciones dolorosas, algunas arrastradas desde muy temprana edad, día a día nos enfrentamos a nuevos desafíos, sin embargo, los factores externos no deberían determinar nuestro destino.

El Doctor Stephen R. Covey, en su libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”. El proceso de escribir nuestro propios guiones, es en realidad un proceso de reescritura o cambio de paradigma, (respecto algunas de las creencias que ya hemos incorporado a través de nuestras vivencias). Cuando reconocemos los guiones inefectivos, los paradigmas incorrectos o incompletos que están en nuestro interior, podemos empezar a reescribir proactivamente nuestros guiones.

No es lo que te dijeron que ibas hacer, si no, lo que tú quieres ser. Tú eliges, la decisión la tienes tú, si no te gusta lo que han escrito de ti, puedes empezar a reescribir tu propia historia.

Un personaje bíblico que admiro mucho es Jabes, te invito a leerla en 1 crónicas 4:9-10. Este niño tomo la decisión de reescribir su historia. ¡Su propio nombre significaba dolor, tristeza!; pero el decidió reescribir su propio guion. Fue proactivo, busco la manera de hacerlo (Oró a Dios). No sé cuál sea tu origen, lo que te dijeron que serias; quizás un ¿inútil, un tonto que nunca llegaría a nada, una mujer infravalorada? Estas a tiempo de reescribir tu propio guion. “No se trata de dónde vienes, si no hacia donde te quieres dirigir”.

ENTRE OTRAS ACCIONES:

  • Crea un plan para lograr tus metas
  • Aprende de los que ya hicieron lo que tú quieres
  • Cree en ti y en ese capital que llevas dentro. Dios ya te lo dio.
  • Haz que tu pasión sea más grande que tus miedos.
  • Inviértete en otros.
  • Enfócate en la cima. No hay Everest que no puedas conquistar con determinación.

Karla Mayorga.

Coach de Desarrollo Personal, Liderazgo,

Emprendimiento y Gestión de Equipos

Psicóloga Familiar y de Pareja.


Comparte la noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *