web analytics

Nacido para morir

Comparte la noticia

Hoy es el día en que celebramos el nacimiento de nuestro Salvador. Aunque sabemos que no fue ni este día ni en esta época, lo importante como te mencionaba en el articulo anterior es recordarlo, es el poder que tiene la tradición. Por eso yo celebro la navidad, porque eso es lo que festejamos, la natividad, el nacimiento, sin importar de lo que otras personas hayan querido disfrazar estas fiestas, ya sea consumismo, papá Noel o lo que sea. Puede que otras personas celebren otras cosas, en mi casa se celebra el nacimiento del Rey de Reyes y Señor de Señores.

Todo esto me hace recordar que Jesús vino al mundo para salvarnos, su propósito era morir por nosotros, así que Él nació para morir.

¡Que pedazo de ejemplo y camino a seguir nos deja el Hijo de Dios! Y es que Su vida comienza a verse reflejada en la nuestra cuando le recibimos en nuestro corazón. Primero nacemos de nuevo así que somos nuevas criaturas y luego cuando Dios nos quiere enseñar algo para seguir creciendo, pasamos por esas etapas en las que tenemos que morir, como Él lo hizo.

Nosotros también nacemos para morir

Una vez que decidimos seguir a Cristo y nacemos de nuevo, nosotros también nacemos para morir. Hay tantas cosas a las que debemos morir y al igual que Jesús, es nuestra decisión. Hay momentos en la vida en los que preferiríamos salir huyendo de la situación en la que vivimos, pero Dios permite esas cosas para que podamos ir “matando” todo que es del viejo hombre.

En esta navidad agradecemos la prueba porque gracias a ella nos perfeccionamos para seguir en los negocios del reino, agradecemos a los que nos cuidan porque ellos sostienen nuestros brazos durante la batalla, agradecemos a Dios su eterna fidelidad, su amor sin condición y su inmensurable misericordia.

Jesús pudo haber venido al mundo, morir por nosotros, salvarnos y listo. Sin embargo, nos dejó una forma de vivir, el cómo hacerlo, nos dio una esperanza, un propósito, la oportunidad de ser alguien, nos dio una identidad. Sin esto, nos iríamos directamente al cielo sin más, sin embargo, tenemos trabajo que hacer.

¡Gracias Dios Hijo por venir al mundo! ¡Feliz Natividad!

“que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor.”

Lucas 2:11


Comparte la noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *