web analytics

6 claves para superar la esclavitud financiera

Comparte la noticia

Usted sabe que está en la esclavitud financiera si …

a. Discute con otros miembros de la familia sobre el dinero.

b. No pagas tu tarjeta de crédito cada mes.

c. Recibes avisos de impago.

d. Gastas dinero como terapia emocional. O…

e. Todas las anteriores.

La respuesta correcta es cualquiera o todas las anteriores. Si una o más de estas se aplican a usted, necesita alinear sus finanzas con los principios bíblicos.

Tal vez usted piense que la esclavitud financiera está en todas partes, pero yo tengo el privilegio de conocer a miles de personas que siguen los principios de Dios y que están viviendo una vida alegre y victoriosa de libertad financiera. Usted también puede hacerlo.

La esclavitud financiera suele ser el resultado de creencias incorrectas sobre el dinero. Romanos 12:2 ofrece la solución: «No os conforméis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente».

Usted puede profesar ser un seguidor de Cristo, y sin embargo sus hábitos financieros se han conformado sutilmente a lo que todo el mundo está haciendo. Por eso es importante ser transformado por la renovación de tu mente – como dice la Escritura – porque lo que crees cambia tu comportamiento. La aplicación de la verdad espiritual conduce a resultados muy prácticos. Lo sé, porque me pasó a mí.

Si cambias lo que crees sobre el dinero – alejándote de lo que la cultura quiere que creas y acercándote a lo que Dios quiere enseñarte – serás transformado, cambiado radicalmente de adentro hacia afuera.

Entonces, cuando aplique esa verdad a sus decisiones financieras, su comportamiento cambiará. Mejor aún, permanecerá cambiada mientras permanezca en la Palabra de Dios y sea alimentado por ella. Cualquier otra cosa es sólo una dieta de moda que no lo protegerá de volver a caer en la esclavitud financiera.

Al comprometerse a seguir el camino de Dios para salir de la esclavitud financiera, aquí hay algunos pasos prácticos que puede comenzar a implementar de inmediato:

  • Deje de pedir prestado.
    Esto incluye tarjetas de crédito y préstamos de familiares y amigos. El crédito al consumo es nuestra fuente más común de endeudamiento, y cuanto antes deje de pedir prestado, antes saldrá de las deudas.
  • Desarrolle un plan de gastos.
    Un plan de gastos le da la libertad de gastar el dinero con un propósito o estrategia. Simplifica las decisiones diarias y garantiza que se cumplan sus prioridades. Cuanto más endeudado esté, más restrictivo tendrá que ser su plan de gastos mientras paga la deuda.
  • Elabora un plan de reembolso con tus acreedores.
    La mayoría de los acreedores están dispuestos a trabajar con personas que honestamente quieren pagarles.
  • Aprenda a confiar en Dios y experimentará el autocontrol.
    Esto parece una paradoja, pero es la clave para salir de las deudas y mantenerse sin ellas. Cuanto más confíes en Dios, menos querrás pedir prestado.
  • Rompe el control del materialismo en tu corazón dando.
    La cura para querer cosas es la generosidad. Comienza a dar el 10 por ciento de tus ingresos para apoyar la obra de Dios para demostrar que Él es la más alta prioridad en tu vida.
  • Busque consejo y asesoramiento.
    Ora y pídele a Dios que ponga a otros en tu vida que con gusto compartirán su sabiduría y experiencia para ayudarte a lograr tus metas.

Si necesita ayuda financiera, contáctanos al 644 345 569, contamos con hermanos cristianos que pueden ayudarte a elaborar un plan, para liberarte de la esclavitud financiera.

Fuente: Crosswalk.com


Comparte la noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *