web analytics

4 Peligros de las redes sociales

Comparte la noticia

La mayoría de nosotros  somos usuarios de las redes sociales, pero no siempre somos conscientes de los peligros que pueden entrañar. Hoy queremos ayudarte a conocer los más importantes y cómo reaccionar.

1. Suplantación de identidad

La suplantación de identidad, en el ámbito de las redes sociales, consiste en crear un perfil falso, generalmente utilizando la identidad de alguien más, con el fin de ocultar la identidad real y así evitar ser capturado en alguna actividad delictiva. Si el perfil no lleva foto de la persona suplantada no es delito, pero si pone una foto de esa persona, si puede considerarse como tal. 

Quienes cometen este delito, habitualmente lo hacen  para realizar compras online y físicas, conseguir créditos, entre otras razones.

¿Qué hago si han suplantado mi identidad?

  1. Conseguir pruebas, por ejemplo: una captura de pantalla.
  2. Denunciar en la red social. En el caso de Facebook, puedes hacerlo en este enlace, y en Twitter, puedes hacerlo  aquí.
  3. Denunciar ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, cuanto antes. La Policía Nacional cuenta con una página web en donde se pueden hacer denuncias online.

2. Phishing

El phishing es una técnica en la que se roba al usuario datos, claves, etc., haciéndole creer que está en un sitio de confianza.

Según un artículo de Kaspersky, el 60% del phishing en redes sociales se relaciona con páginas falsas en Facebook. Hay que tener mucho cuidado con este peligro de las redes sociales.

Phishing (Suplantación de identidad), Adware (Programas que te ponen publicidad y te espían), Troyanos (Virus para espiar tus dispositivos) que sustraen tus datos bancarios, ransomware (Secuestro de un ordenador a cambio de dinero) están a la orden del día, siendo Facebook, la que lidera todo este tipo de fraudes.

Consejos para prevenir el phishing:

  1. No contestar a correos en los que se soliciten las claves del banco. Las entidades bancarias JAMÁS solicitarán que facilites las claves, y menos por correo electrónico.
  2. Confirmar que la URL lleve el prefijo HTTPS y no HTTP.
  3. Tener actualizado el antivirus, aunque sea gratuito.
  4. Cambiar las contraseñas frecuentemente.

3. Fake News

Las fake news son noticias falsas o distorsionadas creadas con la intención de desinformar, confundir y engañar; en muchas ocasiones, con la finalidad de favorecer intereses de algunos sectores interesados, generar terror o mover a la audiencia a realizar algunas acciones premeditadas por quien está detrás de esa noticia. Por ejemplo: Campañas de desprestigio con fake news en períodos electorales. 

Por desgracia esta modalidad va en aumento, haciendo mucho daño a personas, empresas y gobiernos, que pueden ver caer en un santiamén, una reputación creada con esfuerzo, a lo largo de los años. Por tal razón, los países intentan contener la difusión de fake news y se gastan muchísimo dinero en ello, pero la inmediatez de internet lo hace casi imposible. 

 Consejos para prevenir las fake news:

  1. Confirmar la noticia en más de un medio verificado y confiable.
  2. Hacer búsqueda inversa de imágenes en Google.
  3. Desconfiar de las noticias y artículos que no van firmados o que provienen de fuentes o medios dudosos..

4. Tiempo de conexión y adicción

¿Sabes cuánto tiempo dedicamos a las redes sociales al día? Un estudio de AIMC sostiene que el 15,25% de los españoles dedica más de 2 horas al día a las redes sociales, un 15,7% entre 1 y 2 horas. 

Hay riesgos elevados de consecuencias psicológicas: Autoestima baja, inconformidad/falta de complacencia con la vida de uno, expectativas irrealistas sobre cómo debería ser la vida, exposición temprana al softcore (porno de baja intensidad, como chicas/os en ropa interior) y abusos como el bullying online.

Pero otro de los grandes riesgos de las redes sociales para los niños y la sociedad en general es, sin lugar a dudas, la adicción.

Está considerada como una enfermedad. Las redes sociales hacen que estemos interactuando constantemente con ellas, y cuando estas pasan a un primer plano y los vínculos personales un orden inferior de prioridad, está claro que hay un problema. Esto desencadena en: ansiedad, estrés, falta de tiempo, somnolencia, malas relaciones sociales…

Consejos para reducir el tiempo de conexión y adiciones en redes sociales:

  1. Establecer un horario limitado y ser determinado en cumplirlo.
  2. Desactivar las notificaciones.
  3. Desactivar las app del móvil para no tener la tentación de ver si nos han escrito.

Así que, si vas a seguir utilizando tus redes sociales (como supongo que harás), por tu seguridad y tu salud física, emocional y espiritual, sé consciente de los peligros a los que te expones y toma las medidas necesarias para evitarlos.


Comparte la noticia