web analytics

Un nuevo test hecho en España permite distinguir el origen de los anticuerpos contra la Covid-19

Comparte la noticia

En la investigación del Centro Nacional de Biotecnología ha participado un evangélico. “Nos puede ayudar a diferenciar qué anticuerpo son más útiles a la hora de controlar la infección”, dice Daniel Fernández.

La investigación científica volcada en la epidemia de la Covid-19 no solo se concentra en el ámbito de las vacunas, sino también en nuevos procesos de rastreo del virus. En España, un grupo de investigadores del Centro Nacional de Biotecnología (parte del Centro Superior de Investigaciones Científicas, CSIC), junto con la colaboración de la empresa salmantina Immunostep, han desarrollado un test que permite diferenciar los anticuerpos producidos por la vacunación de los de infección natural de Covid-19.

La prueba ha comenzado a utilizarse este mes de mayo en los hospitales y los laboratorios clínicos españoles, y destaca por el uso de la técnica de citometría de flujo, que permite detectar los diferentes tipos de anticuerpos en la persona frente a distintos antígenos y con una pequeña muestra de sangre, simplificando el proceso. Además, en apenas dos horas otorga unos resultados que rondan el 100% de la fiabilidad.

“El nuevo test funciona usando una técnica muy común en hospitales que se llama citometría de flujo. En vez de usar una placa, los anticuerpos se quedan pegados a unas bolitas magnéticas microscópicas que se utilizan para detectarlos. La novedad es que puedes hacer un análisis muy completo en una sola reacción, en un solo tubo”, explica a Protestante Digital Daniel Fernándezmiembro del equipo investigador del Centro Nacional de Biotecnología y cristiano evangélico. Fernández también remarca que el nuevo test está “adaptado a un formato de uso más fácil para los hospitales”.

La mejoría de la especificidad en la detección de anticuerpos

Hasta ahora, los test servían también para saber si la persona tenía anticuerpos y determinar así si había sido infectada o no. Pero con el inicio de la vacunación también se ha añadido la posibilidad de que el origen de los anticuerpos provenga de lo inoculado. El nuevo test desarrollado ahora por los investigadores del Centro Nacional de Biotecnología permite diferenciar a las personas cuyos anticuerpos provienen de una infección de Covid-19 de aquellas que han sido simplemente vacunadas.

“Es importante porque al analizar anticuerpos frente a varias proteínas del virus, mejora la sensibilidad y la especificidad. Es muy interesante poder diferenciar si la respuesta de anticuerpos de una persona se debe a haber sido vacunada o a haber pasado la enfermedad”, señala Fernández.

Desde el Centro Nacional de Biotecnología han conseguido identificar tres tipos diferentes de anticuerpos (IgG, IgA, IgM) y cuatro proteínas del virus SARS CoV-2: la proteína Spike y su dominio RBD, que forman el componente principal de las vacunas que se están administrando ahora, la proteína de la envoltura del virus o nucleocápside (NP) y la proteasa que hace que el virus se replique (Mpro/3CLpro).

“Las personas vacunadas sólo tienen anticuerpos frente a la proteína Spike, la famosa proteína que da forma a la ‘corona’ del virus, porque es la que forma parte de las vacunas, pero una persona que ha pasado la infección tendrá una respuesta más completa frente a otras proteínas del virus. Así se podrá comparar la protección que ofrece una vacuna frente a la protección por la inmunidad natural”, señala Fernández. 

Esto, dice el joven investigador, “permite obtener una imagen más completa de la respuesta de anticuerpos de una persona, y eso nos puede ayudar a diferenciar qué anticuerpos son más útiles a la hora de controlar la infección”. 

Al detectar tres tipos de anticuerpos diferentes, el test ofrece más información sobre el momento de la infección en el que se encuentra el paciente; ya sea justo después de la infección y al inicio de generar la respuesta a la enfermedad (IgM); ya sea en un momento más avanzado de la infección y perdurando hasta meses después del contagio (IgG); o ya sea en superficies mucosas, como las vías respiratorias (IgA).

Fuente: ProtestanteDigital


Comparte la noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *