web analytics

Operation Blessing lleva suministros y apoyo espiritual a las islas Filipinas que aún se recuperan del ciclón mortal

Comparte la noticia

El pueblo de Filipinas se está recuperando de la devastación generalizada que dejó el súper tifón Rai. 

La mayoría de las áreas afectadas siguen sin electricidad y se cortó la comunicación, mientras que cientos de miles de víctimas están desesperadas por comida y agua.  

Los equipos de Operation Blessing de CBN están allí, trabajando las 24 horas del día, los 7 días de la semana para brindar el alivio que tanto necesitan a las comunidades más afectadas y de difícil acceso. 

«Estoy sufriendo mucho» es todo lo que Ermalyn Boctot puede decir cuando ella y su esposo, Milanro, vieron su casa arrasada en el suelo por la fuerte lluvia y los vientos traídos por Rai. Pero están agradecidos de que no sufrieron daños porque huyeron a un terreno más seguro en el momento álgido de la tormenta. 

«Estoy tan aliviado de que no estábamos en la casa cuando se derrumbó. Pero me siento desesperado», dijo Milanro Sarsona, un sobreviviente del tifón. «No sé dónde conseguir los medios para mantener a mi familia. Gano vendiendo cocos, pero todos los cocoteros fueron arrasados. No puedo salir a pescar porque las olas son demasiado fuertes. Es realmente muy duro. Perdimos nuestra casa. No tenemos comida «.

Sarsona y su familia se encuentran entre las decenas de miles de personas que quedaron sin hogar después de que el tifón Rai devastó las regiones central y sur de Filipinas. 

La mayoría de las áreas siguen sin electricidad y las líneas de comunicación están cortadas. Pero más que esta necesidad, la gente ha estado pidiendo desesperadamente comida y agua. 

Los equipos de Operation Blessing respondieron rápidamente, viajando a las provincias de la isla por tierra, mar y aire, para dar alimentos, esteras y mantas muy necesarios a los sobrevivientes del tifón. 

Ermalyn y Milanro están felices de que Operation Blessing haya llegado a su aldea. Todas las familias recibieron bolsas de comida que contenían arroz y productos enlatados. Según el jefe de su aldea, esta fue la primera vez que recibieron ayuda. 

«Gracias por el arroz y los productos enlatados. Esto es realmente de gran ayuda porque mi esposo no tiene trabajo y nuestros hijos necesitan comida», dijo Ermalyn Boctot a CBN News. 

Aparte del alivio material, la oración de un miembro del personal de OB dio consuelo a los sobrevivientes del tifón. Eliciana Asibal no puede contener las lágrimas mientras entrega su vida a Dios. Ella también perdió su hogar. Esa noche, sintió el toque de Dios mientras el personal de OB la ministraba. 

En asociación con la Armada de Filipinas, Operation Blessing está transportando generadores, estaciones de agua y bidones a las provincias más afectadas de Cebu y Siargao, donde las comunidades ahora enfrentan un acceso limitado a agua limpia y segura. 

Para obtener más información sobre Operation Blessing,  HAGA CLIC AQUÍ . 


Comparte la noticia