web analytics

Misionero despierta del coma al escuchar oraciones por su vida

Comparte la noticia

Tras ser hospitalizado de gravedad por tener Covid-19 y caer en coma, un misionero despertó de su estado al escuchar la poderosa intercesión que muchas personas hacían a favor de su vida.

Thomas Carpenter de 55 años, se contagió de Coronavirus y cayó en coma por varias complicaciones; haber escuchado miles de voces e incluso voces angelicales, fue lo lo hizo regresar a la vida.

Carpenter estaba recluido en Cox Medical Center de la ciudad de Springfield, Estados Unidos y Dios le hizo escuchar las voces de quienes intercedían por él; incluyendo a su esposa, Angelia.

«Fue como si el Señor le arrojara un micrófono frente a ella y la oyera decir: ‘Señor, por favor sana a mi maravilloso esposo, Thomas. Yo lo necesito'», contó él para las noticias locales.

El matrimonio Carpenter es misionero del ministerio Special Touch, el cual se enfoca en ciudad y ayudar a personas con discapacidad física; tras un viaje de estos, Thomas experimentó los primeros síntomas del virus.

Desde ese viaje en marzo, tenía dificultades para respirar, entonces fue llevado a emergencias para una prueba de Covid y esperó los resultados en casa; tras empeorar su estado de salud, fue hospitalizado al dar positivo.

«Pensé, está bien, algunas noches tomará oxígeno y medicamentos, se sentirá mejor y volverá a casa. Dos noches convertidas en respirador en más de un mes», dijo su esposa.

Un ejército de intercesores se movilizaron cuando Thomas fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos y cayó en coma; mientras estuvo inconsciente, en redes sociales todos oraban por su salud y recuperación.

Dentro de su inconsciencia, pudo escuchar «un estadio lleno de seguidores de Cristo en oración», las cuales fueron impulsadas por su esposa.

“Esto me impidió tener un pie en el cielo y el otro en la tierra y me hizo darme cuenta de que necesitaba poner ambos pies en la tierra para poder cuidar de mi esposa nuevamente”, contó sobre ese momento.

Al volver a casa, Thomas contó el testimonio a su esposa, la cual quedó estupefacta pues jamás la dejaron entrar a verlo y tampoco orar por él desde la distancia.

“Casi se derrite cuando le hablé de su oración por mí”, dijo el misionero.

Su esposa, Angelia, se sorprendió tanto de escuchar «palabra por palabra» de todo lo que ella oro por Thomas.

“¡Me sorprendió tanto que recitara palabra por palabra lo que oré! Dije: ‘¡Dije exactamente esas palabras!’ Él dijo: ‘¡Sé que lo hiciste! ¡Te oí!», expresó.

Entonces ahora, la comprensión del poder de la oración es mucho más profunda para los misioneros, pues fueron testigos de lo que un clamor a Dios pudo hacer a favor de la vida de alguien.

“Cuando la gente dice ‘todo lo que puedo hacer es orar’, realmente no entienden el significado de esa oración”, destacó.

“Estas oraciones se derraman continuamente ante el trono de Dios, y Dios las escucha a todas. Oye, ya sea que lo hagan en silencio o gritando. Y todos le suenan igual al Señor. Tus oraciones no son inútiles. No están golpeando el techo. Es posible que ni siquiera vea la respuesta a su oración de inmediato, porque ciertamente yo no. Me quedé en el hospital mucho más tiempo después de escuchar estas oraciones. Pero las oraciones son efectivas. Cuando se comprometa a orar, sepa que sus oraciones son efectivas ”, finalizó Thomas.

Fuente: Bibliatodo


Comparte la noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *