web analytics

La Biblia ASL muestra que Dios también habla en lengua de signos

Comparte la noticia

La comunidad de oyentes cristianos pone naturalmente el acento en la palabra hablada, ya sea a través del canto del culto o de la lectura desde el púlpito, y a menudo destaca las diversas formas en que se puede «escuchar» a Dios. Se forman grupos de estudio para leer pasajes bíblicos y discernir cómo escuchar a Dios.

Aunque cada vez son más las iglesias que utilizan intérpretes de lengua de signos, todavía son pocos. Todo ello contribuye al sorprendente hecho de que, hasta hace sólo unos meses, millones de feligreses estadounidenses no han tenido acceso a una versión de la Biblia totalmente traducida a su lengua materna.

Tras casi cuatro décadas de trabajo liderado por Deaf Missions y la colaboración entre American Bible Society, Wycliffe Bible Translators USA, Deaf Harbor, DOOR International, Seed Company, Pioneer Bible Translators y la Deaf Bible Society, el pasado mes de septiembre se tradujo completamente la Biblia desde las fuentes originales al lenguaje de signos americano.

Las personas sordas dependen de la tangibilidad y de su vista para navegar y comunicarse con el mundo; esto puede dificultar el aprendizaje de la lectura, ya que las palabras y los conceptos se transmiten de forma diferente. Para ayudar a los cristianos sordos a sentir la riqueza de los relatos bíblicos, el equipo de traducción al ASL grabó una serie de vídeos divididos por capítulos o pasajes de la Biblia con alguien haciendo señas del texto. Esta versión de la Biblia en lengua de signos americana utiliza el vocabulario distinto y dinámico de la lengua de signos para dar vida a las Escrituras de una forma totalmente nueva.

«Aunque tengo acceso a múltiples traducciones y he estudiado en el seminario», dijo el pastor Josh Bonjour, pastor principal de New Life Deaf Fellowship en Fort Worth, Texas, que es oyente pero creció con miembros sordos de su familia y en la comunidad sorda. «A veces, ver un pasaje de las Escrituras con señas hace que encaje de una manera que nunca antes lo había hecho. Si eso me ocurre a mí, como persona oyente, imagínate lo que hace a los sordos».

Mientras estaba en la universidad, trabajó como ministro estudiantil en la iglesia de su padre, Amarillo Deaf Church, en Amarillo, Texas. «En el Cinturón Bíblico, donde todo el mundo tiene al menos un marco básico para entender la Biblia sólo porque es parte de la cultura. Sin embargo, esto no era cierto entre los estudiantes sordos a los que empezamos a llegar», dijo Bonjour.

«Tanto si crecieron en una iglesia con su familia como si no, lo más probable es que los estudiantes sordos tuvieran una comprensión mínima o muy confusa de la historia de la Biblia y de quién era Jesús, porque no habían tenido el mismo acceso al evangelio que otros que eran oyentes», dijo.

Se calcula que hay 11 millones de personas sordas o con problemas de audición en Estados Unidos, y aunque se han hecho avances hacia la inclusión en la era moderna, como la utilización de traductores y subtítulos, el libro más vendido de la historia no había estado totalmente disponible hasta el año pasado.

Bonjour puso en perspectiva la magnitud de esta traducción: «Imagínese discipular a un grupo de nuevos creyentes que no tienen acceso a una Biblia en su propio idioma. Ese era el reto al que nos enfrentábamos. Les decía a los estudiantes que hicieran lo posible por leer y entender la Biblia, incluso que leyeran una Biblia de cómic si les servía de ayuda, pero volvían descorazonados y con la sensación de que la Palabra de Dios era difícil y que no era para ellos.

«Eso era duro. Y ese problema no se limitaba a los grupos de jóvenes. Persistía entre los creyentes sordos en su conjunto».

Lo más importante es que Bonjour señala que este hito es el comienzo de una nueva era para la comunidad cristiana sorda y para las generaciones venideras. «Una de mis oraciones más profundas es que este trabajo no se marque como ‘terminado’ con la finalización de la ASLV, sino que continúe durante los próximos años – que veamos revisiones, nuevas traducciones y herramientas de estudio que sigan saliendo para que los sordos puedan disfrutar de las riquezas de la Palabra de Dios.» Esta es también nuestra oración en la Sociedad Bíblica Americana.

Durante el Mes Nacional de la Historia de los Sordos, que se celebra del 13 de marzo al 15 de abril, celebramos este monumental logro y continuamos nuestro trabajo de traducción de la Biblia a todas las lenguas vivas, incluidas otras 275 lenguas de signos del mundo. Los cristianos han leído la Biblia durante siglos, escuchando las palabras de Dios para ellos. Ahora las comunidades de sordos saben que Dios también tiene un mensaje para ellos por señas.

Fuente: ReligionNews.com


Comparte la noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *