web analytics

Evangélicos en Bielorrusia se unen en oración ante la crisis política

Comparte la noticia

Bielorrusia se encuentra en medio de una crisis social, política y económica, después de que Aleksander Lukashenko ganara las últimas elecciones, con un resultado que no muchos creen que sea un reflejo real de la voluntad de la población.

Muchos votaron por Svetlana Tijanovskaya, la esposa del principal candidato de la oposición, que sigue en prisión, pero oficialmente obtuvo menos del 10% de los votos, por lo que presentó una denuncia por fraude electoral. Tijanovskaya fue detenida por las autoridades durante horas y finalmente obligada a dejar el país, y actualmente se encuentra en Lituania.

Desde entonces, ha habido varias manifestaciones contra Lukashenko donde la policía utilizó la violencia. Cientos de heridos han sido tratados en hospitales. Se estima que alrededor de 6.700 ya han sido detenidos.

Es clave “hacer saber a otros lo que está sucediendo aquí, para crear conciencia fuera de Bielorrusia”, dijo a Evangelical Focus Natasha (nombre cambiado), una cristiana bielorrusa que ahora vive en el extranjero pero tiene familia en el país.

Declaración conjunta evangélica

Muchos evangélicos bielorrusos están en contra del gobierno. Varios han participado en las manifestaciones, conscientes del gran riesgo personal que conlleva cualquier acción que pueda ser percibida por el gobierno como un comportamiento rebelde.

La Unión de Cristianos Bautistas Evangélicos en Bielorrusia, la Iglesia Unida de Cristianos de Fe Evangélica en Bielorrusia y la Asociación Religiosa de Comunidades del Evangelio Completo en Bielorrusia (carismáticos), emitieron un comunicado conjunto el jueves, pidiendo “orar por nuestro país de acuerdo con el mandato de Dios en Miqueas 6:8”.

“Oren por todas las personas, por los responsables, para que tengan el temor de Dios y recuerden que hay un Juez Supremo sobre ellos, al que todos daremos cuenta”, decían en el comunicado.

Los líderes evangélicos pidieron “orar por el fin de la violencia y el derramamiento de sangre, y por todos los afectados y sus familias. Oremos para que el Señor nos salve del odio, la venganza y el resentimiento”.

“Oremos para que la gente se vuelva a Dios a través de Jesucristo y lo amen con todo su corazón, con toda su alma y con toda su mente, y a su prójimo como a sí mismos. Sólo cuando amamos a Dios podemos amar correctamente a nuestro prójimo”, agregaron.

“Uníos en oración todos los días”

La declaración “propone unirse en oración todos los días a las 9:00 y 21:00, así como realizar oraciones en los servicios de adoración, confiando en la sabiduría y la fuerza de Dios”.

“Las esperanzas terrenales no siempre se cumplen, pero nuestra esperanza es el Señor Jesucristo, y el que cree en Él nunca se avergonzará. Y si aún no hay luz brillante en las nubes, entonces el viento soplará y las despejará”, señalaron.

“Los últimos acontecimientos de nuestro país no pueden dejar indiferente a nadie”

La Asociación Religiosa de Comunidades del Evangelio Completo de Bielorrusia (carismáticos), fueron los primeros que emitieron un comunicado el miércoles, destacando que “los últimos acontecimientos en nuestro país no pueden dejar indiferente a nadie. Nosotros, como ciudadanos del Reino de los Cielos y ciudadanos de la República de Bielorrusia, debemos mostrar nuestra posición”.

“Hay un lenguaje de sabiduría y prudencia, que crea una familia, una ciudad, una nación. Está el lenguaje de las armas militares, el lenguaje de la violencia y la rudeza, y esta es la fuerza destructiva de la sociedad”, agregaron.

Además, pidieron orar “por la sabiduría y prudencia de los líderes en todos los ámbitos de gobierno y en los líderes de las protestas, por el diálogo y la búsqueda de opciones divinas para salir de esta situación. Llamamos a todos a orar sin cesar hasta que la situación actual se resuelva”.

Justo antes de las elecciones, la Unión de Bautistas Cristianos Evangélicos en Bielorrusia también llamó a los cristianos “a orar por nuestro país, la paz y la prosperidad de la gente, por el triunfo de la justicia y la misericordia y, demostrando fidelidad en las buenas obras, nosotros mismos procuraremos cuidar el bienestar del país en el que vivimos por voluntad del Señor”.

Fuente: Protestante Digital


Comparte la noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *