web analytics

El fundador de PULSE dice que más de 100.000 personas se rindieron a Cristo gracias a los esfuerzos del ministerio en 2020

Comparte la noticia

El evangelista Nick Hall, fundador del movimiento de evangelización liderado por milenials, PULSE, afirmó que más de 100.000 personas dieron su vida a Cristo el año pasado.

Hall explicó a «The Prayer Link» de CBN News que más jóvenes se están acercando a Dios a la luz de la atmósfera política actual.

«Lo que estoy escuchando de los jóvenes creyentes es realmente un deseo de reunirse en torno a la necesidad de compartir a Jesús, de compartir el Evangelio», señaló Hall. «Hay todo tipo de opiniones sobre todo tipo de cosas, todo tipo de ideas y, sin embargo, hay una cosa que lo cambia todo, y por eso estoy viendo a la gente orando, ayunando, y realmente creyendo que, hombre, no importa lo que pase, sabemos que Dios está en control y tenemos que confiar en Él ahora más que nunca.»

Señaló que PULSE ha estado compartiendo el Evangelio en respuesta a las dificultades que tuvieron lugar a lo largo de 2020.

«Nuestro ministerio está respondiendo como siempre lo haríamos: queremos hacer llegar el Evangelio. Queremos llamar a la iglesia hacia donde se encuentra nuestra esperanza. He visto mucho en los últimos 12 meses, mucho menos en estos últimos años», dijo.

Hall afirmó que los creyentes pueden «unirse para alzar la voz por la justicia y por los heridos y vulnerables», y advirtió a los cristianos que no deben dejar que su pasión por Jesús se vea ensombrecida por cuestiones secundarias, como la política y las elecciones.

El fundador de PULSE añadió que las iglesias deberían pronunciarse sobre cuestiones de discriminación e injusticia racial.

«Entiendo las complejidades y las tensiones», dijo. «Estoy en Minneapolis, la zona cero de la muerte de George Floyd en nuestras calles, los disturbios y las protestas que se producen aquí mismo. Pero cuando una parte de la familia sufre, todos debemos sufrir. Y este tema de la justicia racial y la discriminación es un asunto que aqueja a nuestra nación desde hace demasiado tiempo».

Hall argumentó que la iglesia «no puede permitirse el lujo de guardar silencio ahora» al abordar «ciertos males, de lo contrario «¿cómo tenemos derecho a hablar de cualquier mal? Este es el momento de que la luz de Cristo se levante».

A pesar de los cierres por la pandemia del COVID-19, Hall señaló que PULSE ha llevado a más de 100.000 personas a Cristo, gracias a sus múltiples puntos de venta.

«En los últimos 12 meses, incluso de marzo a mayo del año pasado, tuvimos más de 150 millones de personas que escucharon el Evangelio y más de 100.000 que respondieron públicamente a Jesús», explicó. «Se trata de eventos digitales, eventos de alcance, Zoom en todo el mundo y a través de la televisión. Creo que nunca ha habido un hambre como ésta».

Para terminar, Hall dijo que su oración para el 2021 es el avivamiento, empezando por que la iglesia se vuelva a Dios para arrepentirse.

«El arrepentimiento tiene que empezar por nosotros y tenemos que ponernos delante de Dios para que nos active para lo que importa, para que ardamos por las escrituras, para que su palabra esté viva en nosotros y desde el avivamiento, es una oración para un despertar. Creo que ahora es el momento de que el mundo vea una declaración clara del Evangelio y que Jesús es el que están buscando», concluyó.

Fuente: ChristianHeadLines


Comparte la noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *