web analytics

Cristianos están obligados a llevar a Jesús al mundo

Comparte la noticia

Varios líderes evangélicos han profetizado un próximo avivamiento mundial, en el que se salvarán miles de almas. La clave del éxito será la única circunstancia de que las congregaciones, no los predicadores, hagan la mayor parte del ministerio. 

Justo a las afueras de Toronto, donde comenzó el avivamiento conocido como la Bendición de Toronto a mediados de la década de 1990, han estado orando por este próximo avivamiento global y preparando a las personas para que no se lo pierdan ni lo obstaculicen.

Cuando el exitoso evangelista Billy Graham falleció, muchos líderes cristianos dijeron que su misión de alcanzar a los no salvos recaería en una multitud de creyentes en lugar de un individuo.

Heidi Baker, del ministerio de Iris Global, el cual ha abierto miles de iglesias, dice que para eso estamos hechos: «mostrar al Jesús que está en nosotros».

«Cada madre que se queda en casa, cada médico, abogado, rey, sacerdote, futbolista, empresario, conductor, barrendero, cocinero, chef … todos estamos llamados a llevar su gloria”, dijo Baker.

Michael Brown, de Ask Dr. Brown Ministries también comparte el mismo pensamiento: “Queremos ser como Jesús. Queremos acercarnos lo más posible al Señor. Permítale que elimine nuestra frialdad y nuestra agresividad, nuestro odio, nuestra justicia propia y nuestra hipocresía».

Y especialmente en este entorno COVID, la mayor parte de este avivamiento probablemente tendrá lugar fuera de los muros de la iglesia. Eso significa que será justo donde vives, trabajas o “tocas” a los demás.

‘No tengas miedo de compartir tu testimonio’

Baker instó: “Solo únete y ama a Jesús. No tengas miedo de compartir tu testimonio «. Porque es fácil rechazar una posición, pero no es tan fácil rechazar la experiencia personal.

Una iglesia o denominación ciertamente no puede manejar un verdadero avivamiento global, y es por eso que es clave que los cristianos permitan estirar su fe y la tolerancia para otras maneras de creyentes.

John Arnott ayudó a liderar la Bendición Interdenominacional de Toronto que revivió a millones de personas de todo el mundo y de todas las denominaciones. Sugiere que las personas sean menos críticas y acepten que el Dios del universo no tiene que hacer las cosas a tu manera.

“No puedes hacer que tu mente y tu experiencia actual sean el árbitro final de si algo es Dios o no. ¡Porque Él siempre está haciendo algo nuevo!», insistió Arnott. 

Agregó: “Creo que necesitamos tener el sentido común para darnos cuenta de que Dios es mucho más grande que nosotros. Y por lo tanto, Él va a hacer cosas que no entendemos.

Arnott admite que a veces fue difícil no verse afectado por las críticas y acusaciones de los no creyentes. Pero pensaba en lo que Jesucristo tuvo que soportar al hacer señales y maravillas.

Arnott insta a la gente a recordar cuán grande es Dios, diciendo: «Necesitas tener un Dios que sea capaz de hacer mucho más de lo que puedes pedir o pensar».

Fuente: CBNNEWS.COM


Comparte la noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *