web analytics

Asombrosa historia de fe y esperanza dentro del Super Bowl

Comparte la noticia

Un gran mensaje de fe y esperanza fue transmitido durante el Super Bowl de este año, el cual logró impactar los corazones de quienes asistieron debido a la gran lección de amor y aceptación en Dios.

Jessica Long, una nadadora paralímpica pudo compartir su experiencia de vida durante el comercial de la marca Toyota; en dicho audiovisual explicó como teniendo discapacidades el amor de Dios nunca faltó en su vida.

Oriunda de Rusia y con 28 años, Long nació con pocos huesos debajo de sus rodillas y tuvieron que amputarle sus dos piernas; aunado a eso, su madre biológica no pudo hacerse cargo de ella y fue puesta en un orfanato.

Los desafíos que representaba la condición de Jessica no fueron impedimento para que Steve y Beth Long pudieran adoptarla y darle un hogar lleno de amor; ella con la ayuda de sus padres adoptivos aprendió a caminar con muletas y desde muy pequeña participó en competencias de natación debido al buen trato que siempre recibió de sus compañeras.

«Ellos no se dieron cuenta o parecieron preocuparse por el hecho de que yo no tenía piernas. Estoy seguro de que si me trataran de manera diferente, no sería el nadador de clase mundial que soy hoy», contó Long sobre sus compañeras de aquel entonces.

Sus padres son cristianos, por lo que una crianza fijada en los valores de Cristo y sus enseñanzas le fue dada y así decidió que lucharía por ser una gran nadadora de talla mundial pero sólo si Dios estaba con ella.

«Pasé por cada momento desafiante de mi vida debido a la determinación que Dios me dio», explicó.

Junto a su historia, Long está asociada con “Fight for the Fatherless”, un movimiento de atletas cristianos que alienta a los huérfanos y personas con discapacidad a seguir adelante.

«La vida es dura y no todos los días son fáciles, pero establecer metas y saber que puedes lograr cualquier cosa es importante con una buena actitud. ¡También creer en ti mismo! Cree que eres capaz de cosas increíbles y que Dios tiene un plan para cada individuo. Quiero que aceptes lo que Dios te hizo para ser. Amar cada parte de ti mismo, con todos tus defectos», dijo Jessica en el comercial de Toyota.

Y aunque desea compartir su historia con otros y ser de inspiración, aparecer en un Super Bowl nunca estuvo en sus planes; por lo que su mensaje tuvo un mayor alcance impactando los corazones de muchos, incluso el de ella.

«Es un lugar muy emotivo. Es tan crudo. La forma en que Toyota fue capaz de capturar todo eso, saca todas estas emociones de las que me olvidé. No comencé el deporte pensando que iba a ganar medallas de oro o ser en un comercial del Super Bowl. Comencé este deporte porque realmente amaba el agua. Era un lugar en el que me sentía realmente libre», expresó realmente conmovida.

Long ha participado en 4 Juegos Paralímpicos desde Río de Janeiro, Londres, Pekín y Atenas, haciendo su debut a los 12 años; cuenta con 23 medallas dentro de dichas competiciones, en las que incluye 13 de oro, 6 de plata y 4 de bronce siendo la segunda nadadora paralímpica más galardonada.

Fuente: Bibliatodo


Comparte la noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *