web analytics

5 posibles estrategias de ventas que puedes aplicar en tu emprendimiento

Comparte la noticia

Para nadie es un secreto que, debido a la crisis del 2008 la recuperación de España ha sido cuesta arriba y aún sin recuperarse, tras esta nueva crisis epidemiológica, volvemos a vivir un descenso en nuestra economía. El impacto obtenido se refleja aún más en las medianas y pequeñas empresas, donde algunas no han podido sostenerse y otras han tenido que suspender por un tiempo su actividad. Sin embargo, aquí te presentamos 5 estrategias que pueden ayudarte a pensar en cómo reinventar y adaptar esta nueva caída a tu empresa o emprendimiento.

1) Ofrece productos o servicios a precio de coste

¿Dónde está el negocio de una venta en la que renunciamos a nuestro margen de beneficios? Se trata de prácticas que, a menudo, suelen resultar eficaces.

Son estrategias que se hacen para atraer tráfico al punto de venta. Se utilizan precios gancho para atraer gente al consumo. Es una acción que funciona muy bien y que resulta muy clara para el cliente. La clave está en que se hace con unos productos o servicios específicos y exclusivamente en un momento concreto. Si lo hicieran con todos, nadie lo creería.

2) Productos o servicios por un precio simbólico

Un menú diario por un euro con primer y segundo plato, bebida y postre es la oferta que convirtió un modesto restaurante de Gijón en un punto de referencia de cómo luchar contra la anterior crisis. Cuando lanzó esta campaña, los clientes hacían colas a sus puertas.

Sin duda, en una promoción de este tipo el precio de un euro es un valor simbólico. Llama más la atención el precio de un euro que si lo regalasen. Hay mucha gente que da cosas gratis, pero en este caso se ofrece por un euro algo que vale mucho más por la compra de otro producto.

3) Internet es tu mejor opción

Si tu negocio ha apostado por mucho tiempo a los métodos tradicionales y algo anticuados en el mundo digital en el que estamos viviendo, entonces la reinvención deberá ser considerada más como una obligación y una necesidad.

Ahora aún más, las redes sociales juegan un papel fundamental en la situación actual, pues prácticamente el mundo entero sigue confinado desde sus hogares, pero se mantienen conectados en Internet. Por ello, tu negocio tiene que hacer acto de presencia por este medio.

Gracias al Internet y los recursos como las redes sociales, tienes la opción de habilitar un servicio de entrega de productos, conectarte con tus clientes y colaboradores, y al mismo tiempo, poner en marcha estrategias de marketing para dar a conocer tu negocio. Todas estas alternativas al alcance de tus manos. Si necesitas ayuda en este punto, contacta con nosotros a través de info@aeridis.com

4) Conserva los clientes que ya tienes

Esto es algo que se escucha mucho, pero si has dejado a un lado este punto, te invitamos a que lo tomes en cuenta, ya que quedarse de brazos cruzados mientras pierdes a tus clientes fijos, puede verse reflejado en tus ingresos fijos mensuales. Ellos pueden ser vitales para sostener a tu empresa ante una situación complicada.

Lo mejor es crear promociones, ofertas y otros beneficios que motiven a tus clientes fijos a sentirse satisfechos y deseen adquirir únicamente tus productos o servicios. Si no, envíale mensajes de apoyo y contenido que pueda ser útil y sobre todo oportuno según sea tu actividad.

5) Construye relaciones con los clientes, basadas en la confianza.

La clave del éxito a largo plazo es establecer relaciones con los clientes. Lo que ellos más necesitan en tiempos difíciles son productos y servicios en los que puedan confiar; un aliado en lugar de alguien que simplemente se preocupa por sus propios resultados. Ahora es el momento de concentrarse en fortalecer las relaciones y aumentar su participación en el mercado. Generar confianza significa poner a los clientes en primer lugar, escuchar más que hablar, ayudarlos a evitar posibles trampas, educarlos sobre nuevos problemas y resultados y, sobre todo, cumplir tus propuestas. También es fundamental para construir relaciones de confianza, seguir un proceso de ventas definido con los clientes nuevos y fijos.

Intenta conectar a tus clientes con soluciones para sus problemas, ya sea que vendan o no.

Si puedes agregar valor ahora, incluso si no estás aumentando tus ventas, crearás una buena relación que será recompensada cuando los clientes vuelvan a levantar su economía.

En estos tiempos todo ha cambiado, y no significa necesariamente trabajar más de lo que ya haces. Pero es posible que debas hacerlo de manera diferente, adaptándote a esta nueva etapa que el mundo está viviendo. Tal vez, trabajar más temprano o más tarde, y no tanto durante el mediodía; quizás adaptarte a más interacciones digitales en línea y menos visitas en persona; o, en algunos casos, es posible que debas realizar más visitas personales y menos registros de correo electrónico.

Verifica, y vuelve a verificar con los clientes las mejores formas y horarios para mantenerse en contacto. Adáptate a sus nuevas necesidades y probablemente te convertirás en el recurso que necesitan durante y después de la crisis.

“No te sientas satisfecho con las metas que te han transmitido durante este período. Desafíate a ti mismo para llevar tu talento a nuevas alturas en el logro de metas»

Voss Graham, 

Asesor Empresarial Senior

Director ejecutivo de InnerActive Consulting Group Inc.


Comparte la noticia